LAN

Primera experiencia LATAM

A fines de Agosto volamos por primera vez con Latam. Si bien ya habíamos volado con Lan y Tam, este fue nuestro primer viaje tras la fusión de ambas empresas. El balance fue más que satisfactorio, paso a relatar:

Llegamos con tiempo a Aeroparque, casi 2 horas de anticipación, para ser más exactos a las 7.10hs, el vuelo LA4022 con destino a Iguazú partiría a las 9.05hs. La tormenta se venía acercando. Despaché las maletas, tenía web check in, no tuvimos que esperar absolutamente nada, todos los mostradores abiertos y el personal que nos atendió muy correcto y siempre con una sonrisa. Aclaro que no tengo ningún tipo de prioridad y los pasajes fueron canje de kilómetros Latam Pass.

Pasamos seguridad y nos dirigimos a los sillones cercanos a la puerta 16 donde se embarcaría a las 8.35 hs. Nos relajamos, veíamos como se aproximaba la tormenta, hicimos fotos, y a las 7.53hs llegó el LV BHU que nos llevaría a Iguazú.

En las siguientes imágenes, podemos ver la colocación de la manga y al primer oficial preparando la cabina.

CABINA LV BHU

Embarcamos…

…y a las 9.10hs ya estábamos en el aire con un lindo frente de tormenta.

EN EL AIRE SOBRE BS AS

Luego de 40 minutos, tras pasar varios momentos de turbulencia, los TCP sirvieron el refrigerio (cajita infeliz, denominación según Sir Chandler 😉 ), que debieron suspender por un breve instante por nuevas turbulencias. En la reanudación del servicio, no sirvieron bebidas calientes por seguridad, algo muy lógico. Debo destacar la profesionalidad, simpatía y calidez de l@s TCP del vuelo.

Por suerte en el límite entre Corrientes y Misiones el cielo comenzó a limpiar, el vuelo se serenó y tuvimos un aterrizaje muy suave.

Llegamos a horario, incluso unos minutos adelantado como indica Tripcase.

TRIPCASE BA IGUAZU

Afuera nos esperaba un día espectacular. Tomamos el auto y nos fuimos directo al Parque Nacional Iguazú.

Aeropuerto Iguazú

Gracias LATAM por un vuelo a horario y con personal muy cordial; en especial porque fue el primer vuelo de mi hijo “el doc”. Tras esta experiencia positiva, seguramente le espera un futuro con muchísimos vuelos más!

Anuncios